miércoles, 5 de marzo de 2014

Armenia: "El fascismo intenta levantar cabeza a escala internacional"

"El fascismo intenta levantar cabeza a escala internacional, con la complicidad de los EE.UU. y la Unión Europea"

Los sucesivos intentos golpistas que sufren algunos gobiernos latinoamericanos; el crecimiento de las corrientes neofascistas y su accionar violento en Europa y la ex Unión Soviética -principalmente en Ucrania-; la permanencia del criminal bloqueo a Cuba por parte de los Estados Unidos; la continuidad de la construcción del muro de la vergüenza por parte del gobierno del Estado genocida de Israel y las sistemáticas matanzas sufridas por el pueblo palestino; la complicidad manifiesta de Estados Unidos, la Unión Europea, Turquía, Israel y los grupos fundamentalistas musulmanes para destruir Siria; la abierta confesión del gobierno norteamericano de espiar al mundo entero (inclusive a sus gobiernos aliados) ante el casi nulo repudio y la condena de la comunidad internacional, entre otras cosas, nos ponen frente a un mundo violento y agresivo, planificado, promovido y ejecutado desde el complejo industrial-militar imperialista y los grupos monopólicos que controlan el poder financiero, que cuentan a su favor con los apreciados servicios de los medios masivos de comunicación internacionales, que mienten, tergiversan y arman historias con el sólo objetivo de defender sus intereses de clase, manteniendo la explotación de los pueblos y el saqueo de las riquezas naturales y los bienes públicos de los distintos países.

Ante esta situación, y ante los nuevos intentos golpistas sufridos por el gobierno revolucionario de Venezuela -elegido en elecciones libres, transparentes y justas con más del 51% de los votos-, la Unión Cultural Armenia de la República Argentina manifiesta su solidaridad militante con el gobierno y pueblo de la hermana República Bolivariana, llama a la colectividad armenia y a la sociedad argentina a manifestarse en el mismo sentido y en defensa del sistema democrático y la autodeterminación del pueblo venezolano, y convoca a mantenernos alertas y combatir al fascismo en sus distintas manifestaciones, ya que la intolerancia expresada por los grupos que explotaron y explotan a los pueblos, no conoce otro límite que el de seguir saqueando y enriqueciéndose a costa del hambre, la miseria y la muerte de centenares de millones de seres humanos.

La humanidad en su conjunto, y principalmente las fuerzas de izquierda y progresistas de cada país, ofrendaron decenas de millones de vidas a lo largo de las décadas para que el fascismo no conquistara el mundo.

No permitamos que esas muertes hayan sido en vano.

Al fascismo no se le discute. Se lo combate y se lo destruye.


Buenos Aires, 28 de febrero de 2014