domingo, 24 de agosto de 2014


Sus siglas: IHH. Su nombre abreviado en turco: İnsani Yardım Vakfı. Y su denominación completa: İnsan Hak ve Hürriyetleri ve İnsani Yardım Vakfı. Es decir: Fundación para los Derechos Humanos, las Libertades y la Ayuda Humanitaria (sitio web en inglés). Bellísimos ideales. ¿Y entonces por qué ha sido declarada una organización terrorista por Alemania, Holanda e Israel? ¿Y por qué 87 senadores demócratas y republicanos (de un total de 100) llevan tres años exigiendo -sin éxito hasta ahora- que también Obama la declare terrorista? Por supuesto, la Unión Europea está en la inopia, mientras hasta los tribunales turcos acusan a IHH de mantener vínculos directos con Al Qaeda.El mítin islamista que Mariano Rajoy se comió durante su visita a Turquía fue un inocente pasatiempo en comparación con la impune furia yihadista que IHH mantiene desde su estatus de pacífica 'ONG', protegida a muerte por el gobierno islamista turco. Ahora, también Israel está a punto de doblar la rodilla frente a los organizadores de la flotilla de ruptura del bloqueo a Gaza.

IHH mantiene relaciones directas con Al Qaeda y con los Hermanos Musulmanes. Coopera con ambas en el suministro de armas al denominado Ejército Libre Sirio, una jauría islamista de muy peor calaña que el propio régimen de Damasco, que ya es decir; estuvo implicada en el denominado Complot del Milenio contra el aeropuerto de Los Ángeles en 1999; es la cabeza de puente en el desembarco turco-islamista en los Balcanes y en Chechenia; está llenando el África negra de mezquitas desde donde reparten comida y yihad a partes iguales; y, por supuesto, fueron los organizadores de la flotilla que pretendió romper el bloqueo de Israel a Gaza.

Se supone que llevaban alimentos y medicinas al territorio palestino, pero cuando los militares israelíes abordaron el Mavi Marmara se encontraron con gente dispuesta para la lucha, los inocentes cooperantes de la paz. Tanto desde Israel como desde Estados Unidos (Obama, aparte) se insiste una y otra vez en los vínculos de IHH con Al Qaeda y Hamas. Pues nada. Ahí sigue, impune y protegida por la 'democracia islamista' de Erdogan. De hecho, ni tan siquiera el propio Israel puede con ella puesto que no solo negocia indemnizaciones para los familiares de los muertos durante la operación contra el Mavi Marmara, sino que se enfrenta a cada vez mayores exigencias económicas que, poco a poco, va concediendo tras disculparse por defender su propio territorio.

Mientras los blandos burócratas de la Unión Europea se creen el intento de coartada de la organización en el sentido de que la IHH que anda por ahí en plena orgía yihadista no tiene nada que ver con 'la real', los propios tribunales turcos detenían el pasado mes de enero a 28 'cooperantes' de la 'ONG' en sus propias oficinas de Estambul. Los jueces acusaron a los 'solidarios' de vínculos con Al Qaeda. Error. Grave error. Se equivocaron los jueces. Pero no en sus apreciaciones sobre el carácter abiertamente terrorista de estas personas 'de paz y derechos humanos', sino en suponer que Erdogan iba a tolerar el ataque contra su brazo armado en el exterior bajo el disfraz de la asistencia humanitaria.

No habían pasado ni horas desde que los tribunales turcos lanzaran la operación, y ya habían sido destituidos los jefes policiales que la habían coordinado. La fiscalía bajo las órdenes del gobierno turco se incautó de los ordenadores donde se guardaban los datos clave de la operación contra IHH. La 'guerra civil' entre el poder judicial y el político en Turquía desarrollaba así un nuevo episodio. Pero IHH continuaba impune. Erdogan paró en seco cualquier acción contra 'sus cooperantes' en el exterior. Ahora, los jefes policiales que llevaron la investigación sobre la cooperación IHH-Al Qaeda se dedican a detener carteristas por las esquinas a la vez que meditan cómo se van a defender de las acusaciones de "corrupción" que han caído sobre ellos. Obviamente, los detenidos quedaron en inmediata libertad mientras denunciaban una "campaña de descrédito" contra su organización.

Claro que Israel también está doblando la rodilla. La organización 'humanitaria' ya ha advertido de que no va a retirar sus acciones en los tribunales contra Israel ni tan siquiera si el gobierno turco cierra los acuerdos con el israelí para 'indemnizar' a las familias de los fallecidos en el asalto a la 'flotilla' de Gaza. No solo han conseguido que Israel se disculpara por el abordaje del Mavi Marmara. No solo han conseguido una cada vez mayor compensación económica. Es que ahora, los militantes de IHH han advertido de que su objetivo es que los tribunales turcos condenen a "quienes nos masacraron en mar abierto", según la versión de los 'cooperantes'.

Mientras, la ínfima minoría cristiana que aguanta en una Turquía que no reconoce la libertad de cultos se dispone a enfrentarse a un recrudecimiento de su persecución en el país musulmán. Ya estas pasadas navidades, grupos de jóvenes se dedicaron a manifestarse contra las "celebraciones cristianas y del nuevo año" mientras ponían un Santa Claus de plástico al que le practicaron una circuncisión simbólica para 'islamizarlo'. La respuesta del ministerio turco de Asuntos Religiosos no se hizo esperar. Publicó un agraviado estudio sobre la "islamofobia en Europa" entre justas y muy necesarias llamadas a "erradicar ese problema".

--
"No a la Guerra Imperialista" en Twitter, YouTube y con grupo en Facebook: https://twitter.com/Noalimperialism https://www.youtube.com/channel/UCdGNecCvHFUGUC8dTQmIvDA https://www.facebook.com/groups/301202956654207/