martes, 9 de septiembre de 2014

El golpe [de Estado] de Kiev se hunde

Artículo de Jim W. Dean, editor de Veterans Today, para la revista online “New Eastern Outlook”.



Una vez más vemos que la agresión occidental no deja más que muerte, destrucción y países destruidos. Hay un viejo proverbio que dice que aprendemos de nuestros errores, pero eso no es sino un cliché. Hacemos todo lo contrario, y repetimos los errores continuamente. ¿No es estúpido?

Los golpistas de Kiev se están bamboleando como un toro al final de la corrida, cansado y ensangrentado. Parecen no tener otra estrategia que la mentira constante, con su frase favorita: “¡¡los rusos nos están invadiendo!!”. Si el alto comando militar tiene cerebro y coraje, llevaría a cabo un contragolpe, acabaría con el Right-sector y los oligarcas y salvaría lo que queda del país. ¿Cómo sé que no tienen valor para ello? Si lo tuvieran, lo habrían hecho ya.

Occidente ha cruzado todos los límites para ocultar lo que está sucediendo. Los medios corporativos se han dedicado a la propaganda en todo este fiasco. El ocultamiento de las bajas y heridos de Kiev se ha reproducido. Las tropas de guardia del palacio parecen estar bien equipados y luchar correctamente. Las unidades regulares tienen oficiales entrenados en la Unión Soviética.

Los batallones del Right Sector parecen preferir luchar contra civiles desarmados y, por supuesto, bombardearlos. Cuando son atacados entregan el terreno y se retiran hacia la unidad del ejército regular más cercana para que le apoye. Las unidades de la Guardia Nacional parecen estar al final de la cadena de suministro y su moral lo demuestra. Veo un video de un soldado que enseña cómo pelar, asar y comer una serpiente. Pero francamente, prefiero la vieja y anticuada caja de comida.

Para las unidades que fueron enviadas a movimientos de rodeo sin apoyo, se han encontrado con excusas en lugar de apoyos. Las fuerzas de las nuevas repúblicas han usado las tácticas esperadas de atacar a las columnas de suministro para obtener suministros ellos mismos mientras amenazan a las fuerzas de Kiev con ataques por los flancos y guerra móvil.

La mayoría de las formaciones ucranianas que se han rendido lo han hecho cuando ya no les quedaba nadie con quien luchar o cuando necesitaban ayuda médica para sus heridos. Se han dado cuenta de que estaban siendo utilizadas como corderos para el sacrificio para mantener a las tropas de defensa lejos de las ciudades para que las unidades de Kiev las tomaran más fácilmente.

Las tácticas de batalla cambiaron cuando la estructura de mando de Donetsk fue reformada. Parece que todos los equipos capturados al ejército ucraniano se reequiparon y las nuevas unidades se entrenaron en tácticas de formaciones mayores para ser utilizadas en contraataques que no se podían realizar con unidades menores. Los efectos han sido devastadores, con unidades del ejército que no podían retirarse y eran rodeadas para rendirse.

Las bajas de Kiev han sido altas, y las historias de campo del ejército son horribles: amputaciones sin anestesia, soldados heridos explotados para pagar por suministros. Los afortunados que tienen familias que pueden llevárselos han contado historias de corrupción e incompetencia. El resultado ha sido la aparición de las grandes protestas que hemos visto en Kiev la semana pasada. Hay incluso historias de multitudes de mujeres que se arrojan al asfalto para detener los convoys.

En medio de todo esto, Poroshenko ha inventado una nueva táctica democrática, expulsando del parlamento para eliminar la oposición. Esto también ha acabado con los llamamientos oficiales para investigar la debacle. Brigadas completas han empezado a desertar, con las fuerzas especiales del guardia del palacio (que no han estado luchando) enviadas para rodearlas. Esto es el comienzo de una auténtica guerra civil, si estas unidades tienen que ser enviadas como refuerzo.

La bomba de relojería del vuelo malayo MH17 espera su momento. El embajador ruso ante la ONU, Mr Churkin ha estado provocando a Kiev con preguntas sobre cuándo podrán encontrar y publicar las grabaciones del control de tráfico aéreo de ese día. Kiev y algunos de los suyos encabezan la lista de sospechosos. Los USA se unieron como cómplices al esconder nuestras imágenes de satélites y comunicaciones interceptadas, que todo el mundo sabe que tenemos.

Holanda y Malasia también han hecho un flaco servicio a sus pueblos mediante su humilde respuesta a la no cooperación de los USA y Ucrania en la investigación. Podemos añadir a las organizaciones de aviación que enviaron algunas solicitudes de documentación y después se retiraron, porque sospechaban que los asesinos provocarían un gran escándalo.

Durante toda la matanza de civiles en las nuevas repúblicas no se ha oído ni una sola palabra de reproche desde los USA o la UE a Kiev… una vergüenza. Cuando las tropas de Kiev se han encontrado con más resistencia de la esperada retrocedieron y castigaron a los civiles, la táctica de los cobardes.

La UE solo ha comenzado al final a mostrar algo de flexibilidad al final, no por ninguna preocupación moral por los inocentes que estaban siendo asesinados a causa de su pobre liderazgo, sino solo por los problemas que le han causado las sanciones a productos alimentarios. La comunidad de negocios está en el camino de la guerra, y han aparecido nuevas preocupaciones por controlar el nudo gordiano de la energía antes de que llegue el invierno.

Pero el hecho es que Kiev no tiene intención de pagar, pues se ha gastado los 1500 billones para mantener los gasoductos en funcionamiento. Gazprom ha estado trabajando duro para incrementar la capacidad de suministro a Europa rodeando Ucrania, que una vez finalizada será un corte permanente para Ucrania y tal vez para Polonia  por su envío de unidades a Ucrania oriental. Y la estupidez de los polacos  reteniendo el avión del ministro de defensa ruso cuando sobrevolaba su espacio aéreo. ¡Eso no se puede hacer!

Kiev está caminando sobre la cuerda floja. Con su economía destruida, están sufriendo una hemorragia de dinero. No han podido provocar la invasión soviética que los USA querían para dar motivo a la guerra de sanciones. Y los pueblos de la UE se han dado cuenta de que estaban siendo engañados por los USA – algo por lo que sus líderes deberían dimitir, porque es una asombrosa traición a su propio pueblo. Este escenario me recuerda cómo Israel ha socavado a los USA a  través de nuestro Congreso.

Poroshenko necesita una masiva intervención militar occidental y los billones que vendrían con ella. Los USA necesitarían una “crisis” para sacarla adelante, a pesar de que Obama diga que los USA no tienen una opción militar en Ucrania. Pero la desesperación puede provocar juegos salvajes.
Rusia retiró una opción el viernes. Si una intervención “de emergencia” occidental estaba entre las posibilidades para salvar de una matanza a las tropas de Kiev rodeadas, Putin lo impidió. Llamó a permitir un corredor seguro hacia Rusia para las tropas que se rindieran, de donde volverían a casa con sus familias. Se puede imaginar el efecto que tendrá en la campaña de odio a Rusia en Kiev si se lleva a cabo.

El jueves intervine por primera vez en el programa de Russia Today “CrossTalk” de Peter Lavelle, en el que Ucrania y su economía fue el tema principal. Vi los datos que había dado Putin de que si Ucrania completara su tratado de libre comercio con la UE diría adiós a todos los subsidios rusos. En los últimos 10 años se estiman en un total de 200.000 millones de dólares.

Pero hay un truco. Ucrania no tendrá que perder 20.000 millones de dólares al año de su presupuesto. Solo hay una fuente para cubrir los números rojos, los contribuyentes occidentales, que ya sienten que les están poniendo las esposas. Podríamos ver una mayor desestabilización en Europa antes de que todo esto termine.

Pero, como Victoria Nuland pronunció sus famosas palabras “Fuck the EU”, eso podría tener un efecto bumerang. Ucrania es la trampa para la UE, y según se acerca el invierno la situación empeorará. Las fuerzas de Donetsk están limpiando la zona costera desde la frontera rusa hasta Crimea. Mariupol está sitiada, con los oligarcas abandonando la ciudad y dejando algunas tropas para sacrificarse y librarse de la masacre.

Con ese puerto abierto, los suministros de combustible estarán asegurados para Donetsk y Lugansk durante el invierno, con la flota rusa cubriendo las espaldas. SI Kiev piensa que  está jugando duro, espera hasta que oiga al invierno reírse.

Y si Obama consigue de alguna manera que la UE siga adelante con nuevas sanciones, puramente por resentimiento y tapar su caos ucraniano, los trabajadores de la UE verán como las contrasanciones les golpean en invierno. Si eso sucede podremos ver una interesante primavera europea.


--
"No a la Guerra Imperialista" en Twitter, YouTube y con grupo en Facebook: https://twitter.com/Noalimperialism https://www.youtube.com/channel/UCdGNecCvHFUGUC8dTQmIvDA https://www.facebook.com/groups/301202956654207/