lunes, 19 de octubre de 2015

Las bombas nucleares de Palomares, por Joaquín Navarro


Extracto del libro "El fulgor de la libertad. El Estado contra Euskal Herria" (Kale Gorria, 2001):

"Tres bombas de hidrógeno se precipitaron --nadie sabe por qué, sólo se habó de un error-- sobre la tierra y el mar de Palomares. Dos sobre tierras de cultivo y una al mar. Los riesgos fueron tremendos. Los americanos arramblaron con muchas toneladas de tierra después de acordonar la zona y hacerse dueños de todo aquello.

Nadie explicó la verdadera entidad del suceso, ni por qué se llevaban la tierra, ni los niveles de radiactividad existentes, ni los peligros del futuro. Sólo se decía que aquello no era nada y nadie se iba a perjudicar. Para colmo, a las bombas no se las llamó bombas, eran 'artefactos'. Dos payasadas adornaron el suceso. Fue la primera que Fraga Iribarne --a la sazón ministro de la Propaganda y el Turismo-- consideró necesario bañarse cerca de allí junto al embajador USA en España. Las fotografías del baño 'nuclear' recorrieron el mundo. Era la prueba irrefutable de cualquier contaminación. Después se supo que el baño no fue en el lugar del suceso, sino en una playa lejana. Pero esto fue sólo conocido por una minoría. La segunda payasada la protagonizó el gobernador civil de Almería. Su comentario sobre lo de Palomares fue antológico: 'Decían que los almerienses eran poco activos y ahora resulta que son radiactivos'.

Aún no se conoce el alcance de las secuelas del bombardeo. Este se hizo más famoso por Paco el de la Bomba, un pescador de la zona que había visto dónde cayó el 'artefacto' que fue al algua y al que finalmente recurrieron los americanos ante el fracaso de sus medios técnicos de detección, incluidos los submarinos de bolsillo. Después ni le pagaron o lo hicieron miserablemente. Puso un bar que se llamaba así: 'Paco el de la Bomba'.

Al parecer, a partir de aquel suceso se incrementó notablemente el número de fallecimientos por cáncer en toda aquella zona."



49 años después del conocido como 'incidente de Palomares', el ministro de exteriores español y el estadounidense acuerdan la desnuclearización de Palomares; o en España somos bobos, o directamente una colonia de Estados Unidos.


El doctor Alfredo Embid, que apoyó a la Plataforma No a la Guerra Imperialista de Madrid y luego a la Plataforma "Global" contra las Guerras del planeta Tierra, fue un incansable denunciador de la "nuclearización" de nuestro mundo y de las consecuencias a largo plazo para la existencia humana: 


Precisamente, en Yemen en mayo pasado se lanzó una bomba nuclear, como denunciamos aquí... El investigador José Luis Camacho analiza este suceso junto con las misteriosas explosiones sucedidas en agosto pasado en China:  




Recordemos que la destrucción de la URSS también comenzó con una explosión nuclear (el "accidente" nuclear de Chernóbil de 1986): Al respecto, José Luis Camacho comenta las revelaciones del historiador Zecharia Sitchin.

-
Foro "No a la Guerra Imperialista" en Facebook: https://www.facebook.com/groups/301202956654207/