miércoles, 6 de abril de 2016

La Semana del Nuevo Orden Mundial: los "papeles de Panamá" y las Primarias del Estado de Wisconsin (EE. UU.)


No actualizó el blog como me gustaría, básicamente por falta de tiempo. Preparaba algo sobre el referéndum de re-elección que había perdido el presidente saliente boliviano, Evo Morales, en Bolivia, pero la falta de tiempo no me permitió hacer una entrada con el pormenorizamiento que me hubiera gustado, asistimos a lo que ya sabíamos, a que el Socialismo del Siglo XXI anda en retirada en América Latina, de lo cual, en líneas generales, nos debemos sentir satisfechos, pero, como digo, no tengo el tiempo necesario para contar todos los cambios que se están produciendo en el subcontinente americano y que vienen a confirmar esa tendencia; en definitiva, a lo que asistimos, y en esto coincido con lo que dice algún politólogo de esa "región", es a la enésima ola re-democratizadora, que viene después de las "olas democratizadoras" de los países árabes y antes de los países de la Europa del Este, saludadas con mucho entusiasmo por la izquierda trotskista (ambas), la misma que se apunta a todas las movidas de la izquierda, incluida la del bolivarianismo y que, por eso mismo, esta vez a lo mejor no le hace tanta gracia que se "regeneren" las Democracias-Liberales de América Latina... Por cierto, ahora está corriendo un candidato trotsko en las "primarias" de Estados Unidos, ¿cómo se llama?, ah, Bernie Sanders. 



Esta Semana ha sido un éxito rotundo para el Nuevo Orden Mundial, por dos razones. Aparte de que, por fin, se ha liberado Palmira, lo que ya habían previsto los Globalizadores en otoño pasado, a partir de la implicación directa de Rusia en la guerra de Siria... De ahí, en fin, el recrudecimiento del "frente yihadista" en Europa. Aparte de eso y de que, bueno, los Globalizadores tienen que improvisar para encajar reveses como el de los rusos en Siria... Y, creedme, por el momento sus planes no se les han desdoblado en lo sustancial (fragmentación de Siria e Irak, y Nuevo Oriente Medio), aparte de eso esta semana "nos hemos desayunado" con dos noticias que seguro que suponen un gran alivio para los planes de los Globalizadores y confirman sus previsiones a largo plazo (a largo plazo... ): los "papeles de Panamá" y las Primarias de Wisconsin en Estados Unidos.

Para que nos entendamos, los papeles de Panamá son como un vendedor que conoces de toda la vida y que trata de venderte siempre lo mismo (un televisor, un coche o unas zapatillas de marca) y que nunca lo consigue pero nunca pierde la esperanza de conseguirlo alguna vez. Entonces, siempre que te ve, te acaba sacando el tema de aquello que te quería vender, pero de tal forma que tú no te acuerdes de la última vez que lo intentó y siempre te lo acaba presentando como una ganga y algo novísimo. Bueno, pues eso son los "papeles de Panamá". Un cuento muy bien contando, pero un cuento al fin y al cabo, con el que no se trata tanto de hacer más "transparentes" las relaciones financieras a nivel internacional sino de saldar cuentas con y entre los poderosos, ofreciendo una imagen de "aparente" democratización de las relaciones internaciones (transparencia), de persecución del fraude y, especialmente, de persecución de los ricos y poderosos, que se supone que tiene que llenar de gozo y satisfacción a los más humildes y no tan poderosos. Ese es un cuento que nos han contado esta semana...

El otro cuento que nos han contado esta semana es que Donald J. Trump, el millonario televisivo que se presenta a la presidencia de Estados Unidos, con una candidatura que actualmente corre las "Primarias" del Partido Republicano, ha perdido en el Estado de Wisconsin: mentira podrida. DONALD JOHN TRUMP HA GANADO EN WISCONSIN. Y si hubiera un mínimo de justicia y de dignidad en el Mundo, empezando por EE. UU., se le reconocería su victoria en las Primarias del Partido Republicano del Estado de Wisconsin. Lo que pasa, que sus contrincantes dentro del Partido Republicano no están dispuestos a reconocer esa victoria en el Estado de Wisconsin, y sus contrincantes controlan ese Estado, desde el cargo de Gobernador para abajo... No tiene, ni mucho menos, esta batalla electoral de las Primarias, Donald J. Trump, perdida, y no es la primera vez que sus contrincantes emplean el juego sucio para ganarle, pero sin duda que las cosas se le ponen un poco más complicadas... a él y al PUEBLO DE ESTADOS UNIDOS. Porque de la suerte de la candidatura de Donald J. Trump, mucho más que de la de Bernie Sanders, por ejemplo, depende la Suerte del PUEBLO DE ESTADOS UNIDOS. 

Independientemente de lo que pase de aquí al final de las Primarias Republicanas, Donald J. Trump ha obtenido un respaldo popular sin precedentes en unas elecciones primarias del Partido Republicano, un respaldo que le coloca, sin duda, como el candidato preferido por un amplísimo segmento del pueblo de Estados Unidos, que va desde los Republicanos a los Demócratas, de los politizados a los despolitizados, de los ricos a los pobres, de los blancos a los negros, de los creyentes a los no-creyentes... Todo el mundo se siente identificado con Donald Trump, ya sea para amarlo o para odiarlo. De forma que el "establishment" no puede hacer nada para mitigar esa ola de calor y simpatía que desata Donald J. Trump, por más que recurra a los trucos y manipulaciones de la política partidista (de la política de aparato). Donald Trump ya ha ganado la simpatía de muchos estadounidenses y seguirá ganando la simpatía de muchos más...



El Show de Alex John: Soros y la CIA detrás de los "papeles de Panamá"

--
Foro de Relaciones Internacionales (Anti-Zionism): https://www.facebook.com/groups/301202956654207/