sábado, 16 de julio de 2016

Turquía: Por ahora los objetivos del Golpe no se han podido completar


Erdogan, cobarde, huiste del país hacia otro país "amigo", mientras mandabas por televisión que la gente, "tu gente", saliera a la calle a enfrentarse a los militares.

Una de las conclusiones las que debe llegarse tras el golpe de Estado incompleto del 15 de julio de 2016 es que la sociedad turca está profundamente dividida como consecuencia de las políticas islamistas e imperialistas del "presidente" Tayyip Erdogan. El Ejército turco, haciendo honor a su nacionalismo y a su compromiso con la Constitución patriótica de Turquía se levantó en armas contra el presidente turco y la cúpula política del Estado de ese país.

Sin embargo, en una operación de esa envergadora tenía que enfrentar muchas dificultades:

1.º La obediencia de la política y del espionaje turco al ministerio del interior y, por tanto, al presidente Erdogan.

2.º La alineación de los medios de comunicación privados, una vez que los militares sublevados lograron controlar los públicos, con el orden político vigente, particularmente significativo fue el apoyo de los medios de comunicación privados transnacionales (CNN y Al Jazzera) al presidente Erdogan y su cúpula dirigente.

3.º El respaldo de una parte de la población, especialmente en las grandes ciudades, a las políticas islamistas de Erdogan, a quien se atribuye el "milagro económico" turco. Esta parte de la población, siguiendo las consignas que provenían de CNN y Al Jazzera, salió a la calle para protestar contra el golpe, mientras el resto de la población permanecía en sus casas cumpliendo con la "ley marcial" impuesta por los militares sublevados. Mientras el sector de la población pro-Erdogan se manifestaba en las grandes ciudades, en las ciudades y pueblos del interior del país la policía se encargaba de que la población se mantuviera fiel a Erdogan. La administración política del territorio siguió en manos del partido de Erdogan, enfrentada a la sublevación militar.

4.º Los militares sublevados confiaron en el poderío de la Fuerza Armada turca y sus primeras maniobras para contener el poder político y mediático del Estado y asegurar el triunfo del Golpe, sin embargo menospreciaron el factor civil (el apoyo de la sociedad civil) o político-civil (el apoyo de esa sociedad junto al de partidos políticos) como clave para consolidar el golpe. El poder político-islamista que Erdogan y su partido han atesorado desde su llegada al poder se puso en juego en contra de los golpistas.


Por esa razón, podemos decir: Esta vez los objetivos del Golpe patriótico contra la Cúpula islamista del Estado turco no se han logrado por completo. Pero la dictadura cívico-religiosa ha quedado seriamente dañada y puesta al descubierto. Hoy está más cerca que antes el derrumbamiento del poder dictatorial de Erdogan.




Golpe de Estado en Venezuela (1992):




--
Este blog no admite a las siguientes sectas-grupitos de la llamada "nueva" izquierda: eurocomunistas (de viejo y nuevo cuño), trotskistas (de todas las variantes y tendencias que, a su vez, tiene el trotskismo), socialistas-del-siglo-XXI (da igual como se disfracen: en-el-siglo-XXI, la izquierda-del-siglo-XXI, etc.), leninistas "amables" (centristas, semi-trotskistas), ultra-reformistas (luxemburguistas, negristas), anarco-terroristas (nihilistas, situacionistas)... En definitiva, todo lo que va de rojo-rojísimo, pero luego resulta que es negro-negrísimo, aquí no tiene cabida. Acepto un diálogo educado, pero siempre desde el respeto y la tolerancia hacia las opiniones diferentes; y en el lado democrático del espectro político hay un amplísimo espacio para debatir e intercambiar opiniones, siempre que se haga con buena voluntad y espíritu constructivo. Patriotismo Constitucional: https://www.facebook.com/groups/301202956654207/