sábado, 29 de julio de 2017

EL CHAVISMO CRÍTICO POR EL RESTABLECIMIENTO DE LA VIGENCIA EFECTIVA DE LA CONSTITUCIÓN

RECHAZAMOS LA INJERENCIA EXTRANJERA, LA CONSTITUYENTE AUTORITARIA DE MADURO Y EL LLAMADO “GOBIERNO DE UNIDAD NACIONAL” DE LA MUD [Publicado en: El Portal de la Izquierda Latinoamericana]

De cara a todo el pueblo venezolano, organizaciones e individualidades identificadas con las corrientes y movimientos del Chavismo Crítico, en vinculación con la lucha social y política por el restablecimiento de la vigencia y efectividad de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) aprobada por el pueblo en referéndum el 15 de diciembre de 1999, manifestamos la disposición de trabajar juntos y asumir posiciones comunes sobre la crisis actual que vive nuestra sociedad.

Lo hacemos en pos de la recuperación del funcionamiento democrático y constitucional, de darle respuesta inmediata al grave deterioro de las condiciones de vida de nuestro pueblo, de repensar el proceso de la revolución bolivariana, del rescate de sus conquistas y de la conducción del país, así como para la superación de los graves errores de política pública y desviaciones de quienes pretenden fungir como su dirección política.

En torno a estos propósitos planteamos:
  1. Defender los logros y conquistas de la Revolución Bolivariana, así como la Constitución de 1999 actualmente vulnerada, luchando por el restablecimiento de su efectiva vigencia, en el marco del art. 333.
  2. Exigimos la inmediata suspensión o retiro de la propuesta de “Asamblea Nacional Constituyente” (ANC) inconsulta e inconstitucional, actualmente impulsada por el alto gobierno y el Presidente Maduro.
  3. Llamamos a la conciencia política y unidad del pueblo, frente al Proyecto de Estado crecientemente autoritario que violenta los derechos del pueblo como poder constituyente originario. Utilizaremos todos los instrumentos legales y de participación democrática que nos da la CRBV, para la anulación de su ilegítima convocatoria y de sus bases comiciales, ya que contrarían los principios para celebrar unas elecciones libres, justas y universales.
  4. De no ser suspendida o retirada la propuesta de “ANC”, y ante la posible realización de elecciones previstas para el domingo 30 de julio 2017 y frente a los llamados públicos a la participación bajo amenaza de coacción en el contexto de un Estado de Excepción, llamamos al pueblo a NO convalidar tal propuesta de ANC, y por lo tanto, a ejercer el derecho a no asistir a tales comicios, promoviendo la abstención activa consciente (o de no ser posible, el voto nulo consciente) como vía para el disenso popular y demostración de su carencia de legitimidad democrática.
  5.  Rechazamos categórica y rotundamente cualquier injerencia extranjera, como las más recientes amenazas de Trump y el Gobierno Norteamericano, con su anunciado bloqueo de venta de alimentos y “fuertes sanciones económicas”, cuya primera víctima sería el pueblo venezolano. Al mismo tiempo denunciamos los acuerdos económicos lesivos para la Nación y su soberanía que viene impulsando el gobierno de Nicolás Maduro con compañías transnacionales en la Faja Petrolífera y en el Arco Minero del Orinoco, así como las negociaciones del patrimonio público nacional con “Fondos Buitres”, en dirección contraria a la Independencia Nacional. Señalamos el silencio cómplice de la MUD frente a estas políticas de entrega y la actitud de aquellos sectores políticos que auspician la injerencia en contra de la Nación. Acusamos tanto al gobierno como la MUD por venir propiciando irresponsablemente las condiciones que debilitan y lesionan al país y que lo exponen a escenarios de intervención extranjera.
  6. Rechazamos el anuncio de la coalición opositora de la MUD y sus acciones de instrumentar a la Asamblea Nacional para la conformación inconstitucional de poderes del Estado y Gobierno, bajo la denominación de un llamado “Gobierno de Unidad Nacional”, con el nombramiento de nuevos magistrados del TSJ por la AN, y que junto con la convocatoria a la Constituyente Presidencial, se inscriben en la lógica de la fragmentación del Estado constitucional de 1999, el escalamiento del conflicto y el propiciamiento una guerra civil.
  7. Defendemos la independencia, legalidad, constitucionalidad, respeto mutuo e integridad de todos los poderes públicos del Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia, de manera ajustada a la CRBV, particularmente, ante la ofensiva en curso contra el rol institucional del Ministerio Público, y manifestar nuestra solidaridad activa con la fiscal general de la república, Luisa Ortega Díaz, en sus actuales esfuerzos para el restablecimiento de la efectiva vigencia de nuestra Constitución.
  8. Dedicamos todo nuestro empeño a evitar el escalamiento del conflicto y el desencadenamiento de una guerra civil, que no traería soluciones a los problemas vividos y sentidos por el pueblo, acarrearía mayores sufrimientos a la población y propiciaría aún más los riesgos de intervencionismo imperialista o foráneo. ¡No al enfrentamiento violento y sangriento entre venezolanos y venezolanas! Abogamos por el multi-diálogo, inclusivo e integrador de todos los sectores sociales y políticos. Favorecemos las iniciativas que conduzcan a propiciar ese multi-diálogo inclusivo e integrador, como reflejo de toda la sociedad, tendente al logro de la paz, la justicia y la reparación de víctimas, que no puede ser objeto de un exclusivo manejo por parte de las direcciones políticas del gobierno (PSUV) y de la MUD, y por consiguiente debe incorporar a los sectores no comprometidos con la polarización política del país.
  9. Exigimos pleno respeto a los derechos humanos y democráticos. Condenamos la represión estatal desmedida, no diferenciada ni proporcionada, de tipo letal contra las protestas pacíficas del pueblo, así como toda violencia política y social, particularmente la violencia de grupos “foquistas”, fascistas o de tipo paramilitar de cualquier signo político, así como toda conducta regida por el odio, la segregación, el revanchismo, el racismo, o cualquier acto de vulneración del derecho a la vida.
  10. Exigimos la liberación de todos los detenidos por protestar que no estén incursos en delitos penales, la supresión de la aplicación de la justicia militar como forma de criminalización de la protesta y el cese de las detenciones masivas.
  11. Así mismo, condenamos las agresiones a periodistas y comunicadores sociales en el marco de sus actividades de reportaje de las manifestaciones públicas. Condenamos igualmente, las persecuciones, calumnias y retaliaciones motivadas por diferencias u opiniones políticas. Reivindicamos en todos los espacios el pleno ejercicio de la pluralidad política democrática.
  12. Defendemos el derecho del pueblo venezolano a mantener condiciones de vida dignas y satisfacer sus necesidades fundamentales, tal como lo plantea la CRBV, proponiendo y procurando soluciones urgentes e inmediatas a la crisis económica y social, especialmente en atención a la emergencia alimentaria y la falta de medicamentos, con prioridad para las necesidades sociales junto con el combate a la corrupción y la fuga delictiva de capitales, tomando las medidas conducentes a la recuperación de los recursos económicos del país.
  13. Exigimos que no se siga descargando la crisis sobre el sacrificio del pueblo trabajador y que se abran canales para posibilitar la recepción de toda ayuda solidaria que no comprometa ni lesione nuestra soberanía nacional.
  14. Comunicamos nuestra disposición de trabajar por el encuentro, diálogo, reagrupamiento y re-orientación política del chavismo de base, crítico, democrático y descontento, molesto con el rumbo y políticas del gobierno, que en nuestro concepto son ajenas al legado de Chávez, a la Constitución que nos dimos junto a él, a la democracia participativa y protagónica, a los valores éticos y al conjunto de los principios inspiradores de la revolución bolivariana. De igual manera nos opondremos y combatiremos cualquier proyecto de signo conservador y de ajuste neo-liberal.
Normalicemos la vida del pueblo venezolano con la restitución del “…Estado democrático y social de derecho y de justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y, en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político” (Art. 2 CRBV).

FIRMANTES

Marea Socialista: Gonzalo Gómez, Carlos Carcione, Gustavo Martínez. César Romero, Andrea Pacheco, Juan García, Zuleika Méndez

Integrantes de la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución: Héctor Navarro, Esteban Emilio Mosonyi, MG Cliver Alcalá, Gustavo Márquez, Oly Millán, Ana Elisa Osorio, Freddy Gutiérrez Trejo, Edgardo Lander, Santiago Arconada

Miembros del movimiento amplio Desafío de Todos – DDT: MG Rodríguez Torres, Fernando Vegas, Walter Boza, Richard Chacón, Valentin Hereida.

MG Alexis López Ramírez

Diputado nacional PSUV Germán Ferrer

Gabriela del Mar Ramírez

Integrantes de la Plataforma contra el Decreto del Arco Minero: Anaís López

UPP89: Reinaldo Quijada

Profesores universitarios: Javier Biardeau, Jesús Puerta, Edgar Pérez Rueda, Alejandro Bruzual