viernes, 11 de mayo de 2018

El Estado de Israel, en la noche del 9-10 de mayo, lanza la mayor operación militar contra Siria desde 1973

Según el periódico sionista El País, "La Fuerza Aérea de Israel lanzó en la madrugada de ayer su mayor operación sobre Siria desde la guerra de Yom Kipur, en 1973... A la incursión de la aviación de combate israelí —los satélites rusos que dominan el cielo de Siria la cifraron en 28 cazas F-15 y F-16, que lanzaron más de 60 misiles— se sumó el disparo de una decena de cohetes tierra-tierra desde el Golán, meseta siria ocupada por Israel a partir de 1967."



Pese a los intentos de Rusia, Siria, el Hezbollah libanés (que ha sido el partido-milicia más votado en las elecciones parlamentarias del Líbano del pasado 6 de mayo) y la propia Siria de dar por concluida la guerra contra el yihadismo en Siria, está más que claro que ni Israel, ni EE. UU. ni la OTAN (a través de Turquía, Reino Unido y Francia) pretenden que tal cosa se consiga, más bien al contrario. La guerra en Siria amenaza con volverse crónica, la diplomacia israelí trata de hacer un paralelismo entre lo que pasó en Líbano en las décadas de 1970 y 1980 y la actual guerra de Siria, pero la comparación ofende. De fondo está siempre presente el intento USionista de trocear de una vez Oriente Medio y convertirlo en una serie de pequeños Estados satélites feudatarios de Israel, Arabia Saudí y Turquía con el objetivo de replicar la organización de la Unión Europea en una suerte de Unión de Oriente Medio. Rusia no quiere ni en broma, el Irán de los ayatollah menos todavía. Se trata de un plan muy ambicioso por parte del sionismo de nuevo cuyo que sólo pueden ir aplicando en diversas etapas. Por lo pronto, ahora tratan de destuir Siria como sea, una empresa que nos les resulta nada fácil debido a la formidable resistencia del Ejército sirio después de siete años de guerra, a la adhesión del pueblo sirio a su gobierno frente a la alianza sionista-yihadista. El sionismo se va a tomar todo el tiempo del mundo para conseguir sus objetivos político-económicos para Oriente Medio, lo de la madrugada del 9 de mayo fue sólo una escalada más en el conflicto en su deseo de destruir a su enemigo secular.